La final se marcha a Barcelona en donde se jugarán los dos próximos partidos