La plantilla interista se marcha de vacaciones con los objetivos cumplidos