Pola pone los huevos en la cancha y en… la cocina