Portugal, campeón de Europa después de derrotar a España en la prórroga (3-2)