Borja: Son días en los que la pelota no quiere entrar y el rival estaba muy motivado