Jesús Velasco: Hemos sabido sufrir y hemos apretado los dientes