La plantilla interista aparca la Liga para centrarse en la Champions League