El portero juvenil Mario, otro cerrojo para la portería interista