Tino Pérez: Donde mas debo de incidir es la intensidad psicológica, aquí la exigencia es diaria